Mi nueva mascota

¡Hola, hola, castores!

¿Qué tal va la semana? ¿Os habéis recuperado del susto del sábado pasado? ¡Nosotros aún no! ¿Qué? ¿Cómo que qué susto? ¡Pues el secuestro, claro! ¡Menudo susto cuando nos enteramos! Nos han dicho que Junco fue muy valiente durante el secuestro, pero también el resto de castores que le rescataron, ¡por supuesto! Eso sí, nosotros necesitamos comprobar este sábado que estáis todos bien, ¡por si acaso!

Bueno, os estaréis preguntando: “¿Qué vamos a hacer este sábado si ya no somos espías?” ¡Pues muchas cosas, y todas divertidas! Este fin de semana terminaremos un taller que teníamos pendiente desde hace mucho, pero que mucho tiempo ¡y después nos haremos una mascota! ¿Para qué? Eso lo sabréis más adelante, pequeños impacientes. Todo lo que necesitáis saber es que no habrá que sacarla a pasear, ni darle de comer, ni darle agua… qué cómodo, ¿verdad? Seguro que alguna madre y algún padre nos lo agradecerán.

Sin título

¿Solo haremos eso? ¡Claro que no! Vamos a merendar, a jugar, a hablar de las promesas y los padrinos y/o madrinas y del……………………. ¡Campamento de Semana Santa! ¡¡Ya no queda nada, qué nervios!!

Os esperamos este sábado para pasar otro estupendo día con todos vosotros.

Los Grandes Castores

1280503838464_f

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *