¡Nos vamos de campa!

¡Hola, castores!

¿Qué tal la semana? ¿Mucho frío? ¿Nervios por el campa? ¡Es normal, porque va a ser genial!

¿Qué necesitamos para el campa?

Pues toda la información está en el dossier o en la página de portada, pero os recordamos algunas cositas:

– Hay que ponerse el uniforme completo para subir a autobús, esto significa: polo y pañoleta (los que tengan).

No llevéis dinero, porque no vamos a salir del campamento y es posible que se pierda, así que mejor no llevarlo.

– Podéis traeros un peluche para dormir por la noche, que, además, os dará calorcito.

– No nos ducharemos porque no hay agua caliente y no estamos en verano, pero podéis traeros las chanclas por si necesitáis salir por la noche al baño. Si no os caben, no son estrictamente necesarias.

– Como no nos duchamos, la toalla que necesitamos es pequeña, la más pequeña que tengáis. Las grandes ocupan mucho y no las necesitamos.

– ¡Eso sí, nos vamos a lavar tooooodos los días! Así que en el neceser no puede faltar el jabón. Ni las gomas del pelo si queréis que os hagamos alguna trenza o coleta.

– La tarjeta sanitaria es imprescindible para venir de campamento, dádnosla en cuanto nos veáis el sábado a las 9:00 en el Auditorio. Y si estáis tomando algún medicamento, también nos lo tenéis que dar, junto con las instrucciones del mismo.

– Acordaos de lo que vimos el sábado sobre cómo se hace un macuto:

– Se mete todo por arriba (la cremallera del centro no se abre para hacer el macuto, las cosas se meten desde arriba). ¿Por qué? Porque un macuto no es una maleta y no se cierra igual de fácil. Si lo metemos todo desde arriba, vemos realmente lo que cabe y lo que no.

– Lo primero que se mete es el saco, luego el calzado, después la ropa de recambio y, por último, los platos y la comida. Todo va en bolsas. No hace falta delicadeza a la hora de meter la ropa. Una de las mejores cosas que tiene, es que cabe en cualquier rincón, por lo que nosotros la empujamos y donde se meta, se metió.

– En los laterales metemos la cantimplora (llena y muy bien cerrada), la linterna y el chubasquero, además de lo que no haya cabido en el bolsillo grande. El peluche puede ir aquí o en el grande, donde la ropa.

– En la seta se mete la capa de agua o chubasquero, mejor que en el lateral, pero si no os cabe no importa que vaya en un lateral.

– Encima de la seta va el aislante, donde podéis añadir una manta, tal y como se explica en la portada, si sois frioleros o si soléis pasar frío con el saco o si vuestro saco no tiene una temperatura de confort de 0ºC. En algunos macutos, las correas para meter el aislante están en la parte de abajo, pero es lo mismo.

¿Qué no hay que hacer? No se puede llevar el saco suelto ni por fuera. No solo porque se puede perder, sino porque si va por fuera se puede mojar, lo que significa dormir mojado. No es nada divertido, os lo podemos asegurar.

¡Recordad! Los que se van de Campamento sois vosotros, no vuestros padres, así que tenéis que ser vosotros los que hagan la mochila y ellos los que os ayuden, no al revés.

Si tenéis alguna duda (tanto castores como padres), nos la podéis preguntar por WhatsApp o por teléfono.

¡Pasad buena semana, nos vemos el sábado!

Buena Caza y Largas Lunas,

Los Grandes Castores

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *